Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguimos dando guerra!!.




Sé que se me echa de menos por aquí, en el blog jejejejeje … con la cantidad de trabajo que tengo, no me da la vida para poder escribir más a menudo.
Aquí estoy para enseñaros un poco en qué ando metida últimamente …… o desde hace mucho tiempo, porque hay obras que parece que no acaban nunca!!!!!!!.
Como muchos de los proyectos son reformas completas o construcción casi integral de una casa, llevan mucho tiempo, unas veces más y otras menos en función de la envergadura del proyecto. No quiero aburriros con la espera de un resultado cercano .. ya me aburro yo solita esperando a que terminen.
Un claro ejemplo es la reforma integral de esta casa en Pozuelo de Alarcón que comenzó en febrero de 2018 y .. si .. a día de hoy sigue sin terminarse. Avanzan a paso de tortuga hasta tal punto que la propietaria creo que escribirá un libro de esta reforma, es digna de ello.
La obra que contrataron a la empresa de reformas va lentamente pero a día de hoy, ya puedo enseñaros algunas pinceladas de mi aportación al interior. Diseño del baño principal, dormitorio y salón comedor.

Así estaba antes.

Y estas son mis aportaciones al proyecto.


Otro proyecto de una envergadura similar al de Pozuelo es la casa de mi cliente Paqui de Córdoba. Llevan sumergidos en esta construcción desde el 2017, pero la han llevado con mucha ilusión y sin prisas.
A día de hoy ya podemos ver detalles bonitos que he ido diseñando para su casa cuando comenzaron la obra. Incluso aproveché un viaje a Córdoba para hacerla una visita y ver cómo progresaba el estado de la obra. Quedé gratamente sorprendida porque, pese a ir un poco lenta, está llena de detalles y nos está encantando cómo queda.
Así estaba cuando empezamos.


Os enseño algunas fotitos del estado actual de esta construcción.


Otra construcción que he sufrido desde 0 ha sido la de la casa del pantano en Polonia. Si todo va bien, puede que cuando vaya allí en el mes de julio, pueda cortar la cinta de inauguración de la casa jajajajaja.
Os enseño unas muestras de su progreso.


Cuando  empecé a trabajar en este piso de la calle Príncipe de Vergara en Madrid en mayo de 2018, estaban con la reforma ya empezada. Me encargué del diseño del interior y de decidir detalles importantes. Diseñé el salón, el dormitorio con el vestidor y el aseo. Menos mal que llegué a tiempo porque si no, a día de hoy, seguramente seguirían con la reforma.

Los clientes se pudieron mudar a su nueva casa a finales del mes de octubre. Ya contaban con la mayor parte del mobiliario que diseñé para ellos. Faltan algunos detalles de decoración que iremos poniendo poco a poco porque después de una reforma de esta magnitud, todos necesitamos des estresarnos y recuperar un poco de aire para continuar.
Os enseños algunas fotos del mobiliario y detalles hechos exclusivamente para ellos y de cómo está quedando la casa tras la reforma.

Este piso que os enseño en Valdemarín lo terminé en septiembre y está a falta de fotos peeeerooooooooo …. 


Como tiene una terraza tan maravillosa, su propietario ha decidido encargarme también su diseño y ejecución .. y en ello estoy ahora mismo.


Y lo que suele pasar es que, de un cliente contento, sale otro cliente. Y en la misma urbanización estoy terminando, otra terraza – ático, del que pronto se verán los resultados.




Y esto de que los astros se alinean es más que verdad, porque como puede ser posible que al mismo tiempo me llamen para encargar el diseño de otra terraza ático.
Noooo, en la misma urba noooo….
Esta es de Valdebebas, del piso que hace poco os lo enseñé por aquí.( pincha aquí )
En vista de cómo ha quedado el interior, el exterior no pude ser menos.



Y mientras van avanzando las reformas, también doy un empujón a la larga lista de espera de los proyectos online.  El cambio de look en el salón de una clienta que repite trabajando conmigo, tras una reforma online en Cádiz.
Marián es especialista en seguir mi guion de diseño al pie de la letra. Así que seguramente pronto se verá el resultado, el antes y después.


Dentro del apartado de proyectos a largo plazo, entra la construcción de este chalet. Elección de materiales, diseño de interiores y ejecución del proyecto.


Y para finalizar la temporada antes de las vacaciones, empezamos otra reforma!!!!.
Cambiaremos dos baños, el dormitorio de un niño y algunos retoquitos en el salón.

En esta casa también he trabajado hace ya algún tiempo. Te acuerdas de la habitación de los flamencos?  (pincha aquí ) Pues es esa!. Otra clienta que repite la experiencia conmigo.

Espero que después de leer y ver lo que se cuece por aquí no te hayas agobiado como yo ahora mismo. Puffff…. Cuantas cosas pueden caber en la misma cabeza jajaja…..

En ruta hacia Santa Mónica ( L.A ).



Nuestro último día en S.F, nos dirigimos a recoger nuestro coche de alquiler en la oficina de Enterprise ( es la nº 1 en USA ). Una vez cargadas nuestras maletas, iniciamos de nuevo nuestro recorrido por carretera cogiendo la Ruta 1, un famoso “Road Trip” que sinceramente, os recomiendo a todos.

Esta ruta, transcurre en paralelo a la línea del Pacífico y te dejará unas postales espectaculares. Cada pocas millas puedes encontrar pequeños aparcamientos para dejar el coche y disfrutar de las vistas. Una de esas paradas es Montara, a unas 21 millas de S.F, una pequeña playa de arena fina a la que podrás acceder a través de una larguísima escalera de madera.



Pasamos por la Playa estatal de San Gregorio, Half Moon Bay, Pescadero y, finalmente, decidimos hacer una parada para cenar en Santa Cruz, a unas 75 millas de S.F.
Esta ciudad de 56.000 habitantes encierra algunos encantos y gracias a su clima moderado, se ha convertido en una zona residencial y turística de gran popularidad. Uno de esos encantos son los bosques de Sequoias y el otro, un parque de atracciones de 1´6 km de largo instalado a lo largo del paseo marítimo y que, además, es el parque de atracciones más antiguo de California.



Merece la pena recorrerlo entero, con sus atracciones, puestos de comida, la montaña rusa Giant Dipper, una de las montañas rusas de madera más famosas del mundo y el Carrusel de Looff, un órgano de 342 tubos construido en 1894. Ambos fueron declarados Monumento Histórico Nacional en el año 1987.
Una vez finalizada nuestra visita, continuamos nuestro viaje hasta la localidad de Monterrey, donde teníamos reservado el hotel para pasar la noche.

Esta localidad se encuentra situada en la península de Monterrey y cuenta con unos 30.000 habitantes. Es una reserva natural marina y recibe anualmente unos 4 millones de visitantes. Es famoso su acuario que se encuentra en el lugar de una antigua fábrica de sardinas Cannery Row. Contiene 623 especies de plantas y animales.
Otra actividad a la que puedes dedicarle una mañana es a hacer un tour para el avistamiento de ballenas, lamentablemente, nosotros no pudimos hacerlo porque llevábamos un horario muy apretado y no podíamos saltárnoslo. Si vas a Monterrey, no dudes en hacerte un hueco para esta excursión, seguro que merece la pena!!!.
También merece la pena visitar el Old Fisherman’s Wharf, un antiguo muelle de pescadores que a día de hoy, alberga diversos restaurantes y negocios, similar al Pier 39 de S.F.



Es muy típica la Clam Chowder, una sopa de camarones muy rica, en casi todos los restaurantes te la dan a probar en la entrada.
El hotel que elegimos fue el Portola Hotel & Spa. Muy recomendable, limpio, personal agradable y con buen gusto.



Al día siguiente, después de un sueñecito más que merecido, nos volvimos a poner en ruta hacia el Big Sur no sin antes hacer una obligada parada en un pequeño pueblecito que, por sus calles, construcciones y playas, se merece una mención especial.
Ese pueblecito es “Carmel By The Sea”, con una población de apenas 3.700 residentes, es famoso por muchas cosas, una de ellas es la de permitir el acceso a los animales a casi todos los hoteles y restaurantes. Otra peculiaridad de Carmel, fue su antiguo alcalde Clint Eastwood, que actualmente sigue residiendo en el municipio.





Pero sinceramente, lo que más impacta son sus playas de arena blanca y aguas de color turquesa, rodeadas de un ambiente muy bohemio. Esta ciudad originalmente fue fundada por escritores y artistas con el objeto de crear una comunidad dedicada al arte.




En Carmel Beach puedes recibir también la visita de estas pequeñas y simpáticas ardillas que viven cerca de la playa. J

Muy a nuestro pesar, teníamos que continuar con nuestra ruta hacia Santa Mónica y nos encaminamos hacia el Big Sur.
Otra parada obligatoria fue el Bixby Creek Bridge. Uno de los puentes más fotografiados de California debido a su diseño estético con una elegante arquitectura y magnífica ubicación, tiene 110 metros de alto y 218 m de largo.


Continuamos viaje adentrándonos por el parque estatal de Pfeiffer Big Sur y retomamos el contacto con el Océano Pacífico en Ragged Point. Volvemos a parar en una de las áreas designadas para ver una colonia de Elefantes Marinos retozando en la playa .. qué vida!!!!.


Retomamos la carretera y a unos 126 millas de Santa Bárbara, lugar designado para pasar la siguiente noche hicimos otra parada en un típico pueblecito llamado Cambria. Cuenta con una población de unos 6.000 habitantes y, aunque es un pueblecito junto al mar, no es un pueblo de playa. el ambiente creativo de Cambria y su entorno, hermosos pinares y espacios abiertos a lo largo de un escarpado tramo de la costa de California, lo convierten en un destino irresistible.



Cuenta con algunos edificios que datan del siglo XIX y una multitud de restaurantes en los que podrás degustar su famoso pastel de olallieberry ( una especie de baya típica de la costa oeste de EEUU ). Tiene el mismo aspecto que una mora.

Último tramo en coche de ese día para finalizar en Santa Bárbara, situada a una 95millas de Santa Mónica y personalmente, uno de los grandes descubrimientos de este viaje.

Cuenta con una población de alrededor de 85.000 habitantes. La ciudad se compone de arquitectura de estilo español y colinas que se extienden hacia el este en las montañas de Santa Ynez y la región vinícola. La denominan la Riviera Americana.





Santa Bárbara tiene mucho que ver, con sus calles frondosas llenas de boutiques de diseñadores, locales para degustar los vinos de la región, comidas espectaculares y un paseo marítimo lleno de veleros, Kayaks, etc. Todo al más puro estilo mediterráneo.
Cuando ya nuestros pies no respondían, decidimos ir al hotel a descansar … mañana será otro día. Para esta parada, seleccionamos un típico hotel americano con piscina interior, acceso exterior a las habitaciones, etc .. bueno, las fotos hablan por si solas. Se llama Lemon Tree Inn.


Nos levantamos temprano para poder ir a recorrer las calles y callejones de esta preciosa ciudad de aire Español – Mediterráneo. Paseo por el Waterfront ( Paseo marítimo ), Downtown ( parte baja de la ciudad ) y el Chase Palm Park. Visita también al Stearns Wharf ( muelle ), cuando se terminó en 1872, se convirtió en el muelle de aguas profundas más largo entre San francisco y  Los Ángeles. Durante los años, este muelle ha sufrido de varios desastres, unos de carácter natural como el terremoto del 1925 hasta un incendio en 1973 que provocó su cierre por un periodo de 6 años y se completó su restauración en 1981, pero en 1998, otro incendio devastó los últimos 150 metros de muelle incluido el restaurante Mobby Dick.



A día de hoy se encuentra totalmente restaurado y es una de las visitas obligatorias si decides dejarte caer por Santa Bárbara. No te defraudará!!.
No podía dejar pasar la oportunidad de visitar algunas de las tiendas más famosas de decoración e interiorismo de Santa Bárbara situadas en el Paseo Nuevo J



Cena en el Enterprise Fish Co. Un lugar en el que podrás degustar sus magníficos pescados y mariscos con un buen ambiente y buen servicio ;)
Lamentablemente, tocaba hacer las maletas de nuevo para dirigirnos a nuestro siguiente destino, Malibú!!! … allá vamos!!!!!!
Sólo 60 millas las separan con lo que, no nos costó mucho ponernos al volante de nuestro 4x4 otra vez J, en apenas una hora y 45 minutos, paradas incluidas para seguir admirando el Pacífico, nos plantamos en el aparcamiento del Paradise Cove, uno de los Beach Club más famosos de Malibú.

Si bien este sitio goza de cierto prestigio por su comida, ubicación y ambiente, no espero que suene a fanfarronada pero … los he conocido mejores jejejeje … creo que cualquier beach club de Ibiza puede hacerle sombra sin miedo a quedar mal.





Realmente el sitio está bien, quizá excesivamente caro para lo que ofrecen ( sólo aparcar son 50$ ). La comida está bien, el ambiente también, está claro y lo que no tiene desperdicio es dar un paseo por la playa contemplando esas enormes mansiones a pie de playa …. Algunas de ellas son un sueño!!! J.
Conseguimos convencer a esta gaviota para que posara en esta foto con la promesa de hacerla famosa a este lado del “charco”, y … lo prometido es deuda!! .. aquí la tenéis!!! .. jejejeje.


Después de bien comidos y bien bebidos, última etapa de nuestro Road Trip hasta Santa Mónica, apenas 18 millas las separan por una carretera que se extiende en paralelo al Pacífico, llena de caravanas aparcadas al lado de la carretera con cientos de surfistas locos por cabalgar sus olas … qué bonito y típico broche final ….

Llegada a Santa Mónica!!! … Próxima parada y próximo post .. os espero!!!!.